martes, 29 de junio de 2010

Y aquí seguimos... esperando

Bueno, pues ha pasado un mes desde la última entrada y desde que puse en barbecho algunas relaciones. Lo más peculiar de todo es lo que ha pasado desde entonces... nada.
Mi vida ha seguido exactamente igual, sólo que con algunos problemas menos. Esas personas tan importantes para mí, no han dado ni siquiera un paso adelante para hacerse un poco visibles.
Por un lado, tengo que reconocer que mi vida es más pacífica desde entonces, más tranquila. Por otra parte, me duele que les haya costado tan poco dejarme de lado. Quizá es sólo que están jugando a póker conmigo, probando a ver quién lanza el farol más grande... sin entender que se han acabado los faroles, las tonterías y el comulgar con ruedas de molino.
Mi única aspiración es que la gente que me quiere no me haga la vida más difícil. No creo que sea pedir demasiado.

Eso, sin desmerecer a los que estáis ahí dándome alegrías. Haciendo estos momentos tan complicados más llevaderos. Ya sabéis quien sois, claro. Otra cosa no sé, pero listos, lo sois un rato :)

Gracias por estar ahí, chicos. Y por ayudarme a llevar mi mochila cuándo el camino se hace cuesta arriba.
.
.
.

SUS...PIRO

Tanto aire exhalado sin sentido... intentaré hacer algo productivo con él y convertirlo en palabras.